En busca del amor en internet, en una silla de ruedas

En busca del amor en internet, en una silla de ruedas

Durante la reciente ocasiГіn que incursionГ© en las citas en lГ­nea: mis fotos mostraban separado una pieza de la silla sobre ruedas. Esperaba que las chicos excelentes se sintieran tan atraГ­dos por mi ingenioso perfil y no ha transpirado mi ocurrente charla que miraran mГЎs allГЎ de mi discapacidad, En Caso De Que podrГ­В­a ser la habГ­an notado.

Comencé a arrastrar el dedo referente a las perfiles con impaciencia y con rapidez encontré la coincidencia con un hombre chulo cuya fotografía lo mostraba cargando la enorme iguana en su hombro. Con la idea de que ese pormenor podría con facilidad detonar la cháchara, le envié un mensaje. Minutos después respondió, sin embargo en lugar de contestar mi pregunta acerca del reptil: preguntó: “Estás en la silla sobre ruedas?”.

Respondí sencillamente que sí: que uso una silla sobre ruedas: pero que me interesaba más la biografía sobre la iguana. Desafortunadamente: a él no le interesó en absoluto y separado respondió de aseverar: “Perdón. Con el fin de mí la silla sobre ruedas resulta una razón de nunca continuar con esto”.

La franqueza sobre su replica me doliГі: No obstante el sentimiento nunca era ninguna novedad. Debido a que nacГ­ con una discapacidad (sГ­ndrome sobre Larsen: la enfermedad genГ©tica que afecta los mГєsculos desplazГЎndolo hacia el pelo las articulaciones): para cuando descarguГ© Tinder Ahora tenГ­a la colecciГіn de rechazos amorosos tan enorme que podГ­a llenar una alberca olГ­mpica. No obstante: ese rechazo en particular desatГі una onda sobre pГЎnico en mГ­.

Igual que nunca me desanimo fГЎcilmente: persistГ­: descarguГ© la totalidad de las aplicaciones existentes de citas online y abrГ­ cuentas en diversos sitios. Pero me volvГ­ reacia a descubrir mi discapacidad pues: al permanecer insertos en la cultura sobre relaciones superficial: creГ­ que mi silla sobre ruedas harГ­a que bastantes hombres me descartaran sin pensarlo 2 veces. De este modo que decidГ­ esconder mi discapacidad por rotundo. CortГ© mi silla sobre ruedas de estas fotos. EliminГ© cualquier menciГіn al respecto en mis perfiles. En este universo virtual fingirГ­a que mi discapacidad no existГ­a.

SeguГ­ con la farsa un lapso: enviando mensajes a hipotГ©ticos coincidencias que nunca inscribirГ­ВЎ daban cuenta de ninguna cosa. Cuando creГ­a haber hablado con un pequeГ±o el tiempo suficiente de despertar su inclinaciГіn, elegГ­a la ocasiГіn desplazГЎndolo hacia el pelo le contaba sobre mi discapacidad. Le enviaba una extensa explicaciГіn en la cual le revelaba que usaba silla de ruedas, le recordaba que eso nunca me restaba tasaciГ­Віn igual que persona desplazГЎndolo hacia el pelo terminaba asegurГЎndole que podГ­a preguntarme lo que quisiera, si asГ­ lo querГ­В­a.

Posteriormente de soltar el laborioso argumento sobre la silla sobre ruedas, me preparaba Con El Fin De sus reacciones: que siempre eran la rara mixtura que iba desde la indiferencia Incluso que nunca me volvieran a escribir. De oportunidad en cuando, recibГ­a una respuesta de aceptaciГіn.

Un hombre con el que conecté en Coffee Meets Bagel se deshacía en disculpas cuando le conté por primera oportunidad acerca de la silla de ruedas, ya que le pareció lo más trágico que había escuchado en su vida. Lo detuve desplazándolo hacia el pelo le expliqué que mi discapacidad serí­a pieza sobre quien soy y que nunca había razón Con El Fin De sentirse mal. Terminé saliendo con el novio un fecha: posteriormente otro. Para la segunda cita: mi “bagel” sugería una noche de pintura (un acontecimiento social que involucra pinceles, lienzos: pintura acrílica y: Generalmente: caldo), pues yo le había contado lo demasiado que me gustaban. El novio encontró un cupón sobre oferta y yo busqué un sitio, elegí un restaurante en Nueva York que se suponía tenía accesos para sillas de ruedas.

ResultГі que el restaurante sГ­ tenГ­a los accesos, pero la especie sobre pintura inscribirГ­ВЎ realizaba en un salГіn de el piso de arriba, asГ­ que pasamos la velada sentados exacto abajo sobre los pintores, cenando: envueltos en la tensa conversaciГіn con risas avivadas razГіn por la que el vino e indicaciones sobre pintura sobre extremo. Me sentГ­a avergonzada. DespuГ©s sobre ese infortunio: le prometГ­ a mi cita que recuperarГ­a su dinero. En cuanto la compaГ±Г­a devolviГі el coste de las entradas, Г©l desapareciГі.

Fue doloroso darme cuenta de que la zona laborioso no termina cuando alguien se entera de mi discapacidad. Irse conmigo es un curso sobre inmersiГіn en el mundo de las discapacidades y conozco que nunca continuamente es simple que la ser carente ellas lo entienda, sin embargo ocultarlo y no ha transpirado revelГЎrselo a los usuarios solo cuando sentГ­a que era el momento considerado no ayudaba en nada. En retrospectiva: cualquier esto sirviГі de alimentar el estigma que Generalmente trato de atacar con tanto empeГ±o.

Me sentГ­ hipГіcrita. En todo el mundo los otros enfoques de mi vida, mi discapacidad es protagonista. Hablo y no ha transpirado escribo incansablemente sobre ser la orgullosa chica con discapacidad desplazГЎndolo hacia el pelo sin arrepentimientos. SerГ­В­a parte sobre mi identidad, lo que moldea todo cuanto hago y no ha transpirado valoro. Sin embargo: en el ambiente de estas citas en lГ­nea: mi discapacidad era mi vergГјenza secreta.

De este modo que decidí que era hora de cambiar. Comencé gradualmente amino, realizando referencia a mi discapacidad en el interior de mi perfil y no ha transpirado luego agregando fotos en las que mi silla de ruedas se veía con claridad. Traté de conservar las cosas simples y no ha transpirado con humor. Por ejemplo, OKCupid pide a sus usuarios que enlisten seis cosas sin las que no podrí­an vivir: la de estas mías era “la invención sobre la rueda”.

Aun mismamente, tenГ­a que asegurarme sobre que mis posibles coincidencias hubieran captado las pistas que habГ­a dejado. Me cansГ© sobre apreciar que tenГ­a que mentir a los varones para que se interesaran en mГ­ por motivo de que la colectividad me habГ­a hecho imaginar que la discapacidad me permite indeseable. Al final: di el brinco que tanto temГ­a: hablГ© con extraГ±os acerca de mi discapacidad y esperaba que agradecieran mi franqueza y que quizГЎ me enviaran un mensaje.

Por lo general escribía en mi perfil: “Quiero acontecer extremadamente sincera respecto a que utilizo una silla sobre ruedas. Mi discapacidad serí­a pieza de mi identidad y no ha transpirado soy la orgullosa activista a favor de los derechos de las usuarios con discapacidad: sin embargo existe muchas diferentes cosas que me definen (ya sabes: igual que lo que incluyo en mi perfil). Sé que algunas usuarios dudan en partir con un acontecer humano que experimenta el mundo sentado: sin embargo me gustaría pensar que seguirás leyendo y no ha transpirado hurgarás un poquito más. Siéntete disponible sobre preguntar lo que desees, si mismamente lo deseas”.

Cuando agreguГ© ese pГЎrrafo: me sentГ­ liberada: aliviada sobre que todo humano con la que hablara tendrГ­a una fama mГЎs clara sobre mГ­. Hay demasiadas coincidencias que nunca han funcionado y JamГ­ВЎs sabrГ© En Caso De Que se debiГі a mi discapacidad. No obstante: tuve una relaciГіn de casi un anualidad con un varГіn que conocГ­ en OKCupid, mismamente que conozco que serГ­В­a concebible que el rayo vuelva a caer de nuevo en el igual lugar. Mi vida amorosa sigue estando la comedia de fallos desplazГЎndolo hacia el pelo sigo batallando con la sensaciГіn sobre que mi discapacidad quiere decir que jamГЎs encontrarГ© el amor: No obstante al menos soy sincera conmigo misma. Me estoy presentando igual cual, razГіn por la que integro: desplazГЎndolo hacia el pelo estar orgullosa sobre acontecer quien soy me permite percibir bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *